jueves

Reseña: Diamante azul de Care Santos

Diamante azul nos sumerge en el pasado familiar y de la ciudad de Barcelona, en una época, las primeras décadas del siglo XX, en que el esplendor de la burguesía se contrapone a la convulsión social que se vivía en la ciudad. "Le gustaba cómo la miraba, con unos ojos de un azul tan transparente que parecía posible vislumbrar algo detrás de ellos. A veces se lo preguntaba; Teresa Marquès se preguntaba qué podía haber detrás de unos ojos como los de su marido (¡su marido! ¡pero qué gracia!): ¿quizás había un pasado? ¿un futuro, un olvido y un destino? Teresa no era capaz de encontrar la respuesta, pero le daba lo mismo, porque aquel azul era como para pintarse la vida entera con él. Una vida azul silvestre. La que por fin había llegado".

¿Qué nos ha gustado? 
- Sin mácula: al igual que vimos en Habitaciones cerradas, la prosa de Care Santos en Diamante azul es brillante. Una narrativa fluida y esmerada que hace que la lectura sea ágil pero, al mismo tiempo, concienzuda y agradable.
- Bienvenidos a Barcelona: Santos nos ofrece en Diamante azul un ambientación histórica de la ciudad condal que no tiene desperdicio. Volveremos a principios del siglo XX sin esfuerzo y nos encontraremos con todo el esplendor burgués y las convulsiones sociales de la época, perfectamente retratadas por la autora a lo largo de la historia.
- En tensión: Diamante azul es la novela más intrigante de todas las que ha escrito Santos hasta la fecha. Los secretos familiares que se entrelazan en la trama aportan un suspense creciente y hace que el lector se sienta más y más atraído por la vida de Teresa.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cocinado despacio: el principio de Diamante azul es un tanto lento en comparación con el resto de la novela. A los primeros capítulos les falta la intriga que luego Santos incluye más adelante y esto hace que la lectura sea más plomiza de lo normal.

0 comentarios :

Publicar un comentario