miércoles

Reseña: Conquista de John Connolly y Jennifer Ridyard

Una guerra entre dos mundos con un único objetivo: la Tierra. Ya están aquí, como en las peores pesadillas: la Tierra ha sido invadida por unos alienígenas. Sin embargo, los ilyrios, que así se llaman, no parecen salidos de un mal sueño: hermosos y más civilizados que los humanos, su ocupación no es cruenta sino, se diría, casi altruista. Pero no todos los humanos piensan lo mismo. En muchos lugares del planeta se organiza la resistencia contra el invasor, liderada por jóvenes como Paul Kerr y su hermano Steven, unos adolescentes dispuestos a jugarse la vida por la libertad de la Tierra. Entre los ilyrios también hay disensiones y las diversas facciones libran una sorda lucha por el poder, como bien sabe Syl, la bella hija del gobernador ilyrio de Europa y la primera de su raza que ha nacido en el planeta.

¿Qué nos ha gustado? 
- No te esperes lo mismo: aunque Conquista sigue la línea de las distopías juveniles, su trama no tiene nada que ver con lo habitual. Es más bien una mezcla entre aventura, thriller y novela de ciencia ficción en la que se reinventan convencionalismos y se ponen a prueba las barreras de cada género.
- Buena propuesta: como primera incursión de John Connolly en el género diatópico adolescente, Conquista es una novela muy recomendable. La trama no pierde empuje en ningún momento y los personajes están lo suficientemente bien desarrollados como para que nos sintamos partícipes de sus vidas y sus dificultades.
- Creciendo: Conquista es una novela que madura conforme vamos leyendo. Cada capítulo que dejamos atrás enriquece la historia y hace que la trama vaya ganando intriga poco a poco. El final es solo la culminación de esta progresión en ascenso que, de seguro, absorberá al lector.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Narrativa variante: Conquista está escrita a dos manos y eso es algo que, por desgracia, se nota mucho. El estilo empastado que encontramos en los primeros capítulos no tiene nada que ver con el que mantiene el resto de la novela y lo mismo ocurre con los diálogos, que cambian de forma radical del principio al final.

0 comentarios :

Publicar un comentario