miércoles

Reseña: Assassin's Creed: Unity de Oliver Bowden

1789: La gloriosa ciudad de París asiste al amanecer de la Revolución Francesa. Las calles adoquinadas están cubiertas de sangre y la gente se alza contra una aristocracia opresiva. Pero la justicia revolucionaria implica pagar un precio muy alto... En un tiempo en el que la brecha entre pobres y ricos es extrema y la nación se parte en dos, un hombre y una mujer luchan para vengar todo aquello que han perdido. Muy pronto, Arno y Élise se ven abocados a la batalla que Asesinos y Templarios mantienen desde tiempo inmemorial, un mundo con peligros mucho más mortíferos de los que nunca pudieron imaginar.

¿Qué nos ha gustado? 
- Independiente: al igual que los libros anteriores, Unity no depende del videojuego homónimo. La historia está relacionada como es lógico pero cualquier persona que quiera leer esta novela sin haber jugado en la consola podrá hacerlo sin miedo a perderse en la historia.
- En tus pensamientos: una de las novedades que más nos ha gustado de Unity es la forma en la que el libro está narrado. Oliver Bowden utiliza los diarios de los dos protagonistas para narrar los acontecimientos y esto, lejos de suponer una confusión, hace que la historia se vuelva más intrigante y entretenida.
- Bien hecho: Unity supone otro merecido sobresaliente para Bowden. La reconstrucción histórica que el autor hace de la Revolución francesa así como la descripción de los escenarios está entre las mejores de toda la saga Assassin's Creed. Las escenas de pelea tampoco se quedan atrás y el autor nos ofrece todo un recital de cómo se narra una batalla.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Final empobrecido: tal vez porque Bowden presupone que conocemos el final de Unity, la novela se cierra de forma muy decepcionante, sin tensión creciente, lo que hace que la trama pierda fuelle en los últimos capítulos.

0 comentarios :

Publicar un comentario