miércoles

Reseña: La espada de Kuromori de Jason Rohan

Un chico llamado Kenny Blackwood llega a Tokio para pasar el verano con su padre. Todo parece indicar que serán unas vacaciones comunes y corrientes. Sin embargo, muy pronto se ve envuelto en una peligrosa e inesperada misión que pondrá a prueba su valor e inteligencia. Este joven héroe descubre que posee poderes especiales y que a su alrededor hay seres mitológicos que inciden en los acontecimientos cotidianos. Kenny deberá encontrar la legendaria Espada de Cielo, la cual le servirá para salvar su vida y evitar una guerra. Con esta arma enfrentará a un conjunto de terroríficas criaturas que no dudarán en matarlo si él les da la oportunidad. Su única ayuda será Kiyomi, una sarcástica y ruda chica.

¿Qué nos ha gustado? 
- Viviendo Japón: el amor de Jason Rohan por la cultura nipona es más que visible en La espada de Kuromori. El autor hace una labor excelente reconstruyendo el país del sol naciente y mostrando al mismo tiempo las diferencias entre Occidente y Oriente sin perder de vista las tradiciones más típicamente made in Japan. Un viaje al pasado de los samuráis que gustará mucho a los amantes de la novela histórica en general.
- De las de siempreLa espada de Kuromori es un libro de aventuras al estilo tradicional. En sus páginas encontramos todo lo necesario para pasar una tarde entretenida pues no faltan las persecuciones, las peleas, los villanos y los retos, con claras reminiscencias a las epopeyas heroicas aunque, eso sí, adaptadas a un público juvenil.
- El núcleo central: Ken es la figura más destacada de La espada de Kuromori. Su caracterización es la más conseguida y su presencia en la trama es indispensable. El resto de personajes permanecen en un plano más secundario, sin llegar a igualar la riqueza del protagonista.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Te veo venir: en lo que peca La espada de Kuromori es en previsibilidad. La trama se mueve dentro de lo esperado y realmente no encontramos ningún giro que podamos considerar como inesperado.

0 comentarios :

Publicar un comentario