martes

Reseña: Gray Mountain de John Grisham

Gray Mountain se ubica en el 2008 y narra la historia de Samantha Kofer, una joven abogada que se ve sin empleo luego de que la gran recesión afectara la firma para la que trabajaba. Pero, al ser despedida, a Samantha le dan una opción: trabajar un año y sin paga en una pequeña clínica de ayuda legal y eso la ayudaría volver al trabajo cuando las cosas se normalicen.

¿Qué nos ha gustado? 
- El mundo industrial: lo mejor que tiene Gray Mountain es el panorama tan preciso que la novela ofrece sobre la industria del carbón. John Grisham hace una magnifica labor reconstruyendo entornos, conflictos de interés y luchas de poder por lo que el lector tendrá una visión 360 grados de este sector y sus entresijos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Un cero a la izquierda: Samantha, la protagonista de Gray Mountain, es un personaje unidimensional que nunca llega a sintonizar de forma efectiva con el lector. Su pobre caracterización, en la que Grisham no invierte demasiados esfuerzos, hacen de ella una figura muy poco atractiva en todos los sentidos.
- Partes lentas: estamos acostumbrados a que las novelas de Grisham sean rápidas y entretenidas. Gray Mountain, sin embargo, no sigue esta premisa. La trama se vuelve pastosa hacia la mitad y en algunas partes nos costará continuar con la lectura sobre todo por el excesivo descriptivo ya falta de ritmo narrativo de los acontecimientos.
- Parón en seco: no se puede decir que Gray Mountain tenga una conclusión clara. La trama más bien se detiene de golpe, con un final precipitado que deja en el aire muchas cuestiones sin resolver.

0 comentarios :

Publicar un comentario