jueves

Reseña: Sueños de piedra de Iria Parente y Selene Pascual

Érase una vez un reino muy muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre, y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y del recuerdo del hombre al que ha matado.

¿Qué nos ha gustado? 
- Nada de típicos: a simple vista, puede parecer que Sueños de piedra no ofrece nada especial. La manida historia de príncipes y princesas y magia. Pero más allá de esta carcasa, la novela de Iria Parente y Selene Pascual esconde mucho más. Una trama que no deja de sorprendernos por la cantidad de sucesos inesperados que se van desarrollando y en la que las sorpresas y los giros inesperados están a la orden del día.
- Bien labrados: los personajes de la novela también convencen, sobre todo por lo definidas que están sus personalidades. Parente y Pascual han hecho un buen trabajo en cuanto a la caracterización del elenco y la evolución que experimentan los protagonistas le confiere mayor riqueza a la historia.
- Comenzando con fuerza: en cuanto al estilo, Parente y Pascual han demostrado que tienen una prosa depurada a pesar de su juventud. No se aprecia en ningún momento que la novela está escrita a dos manos y la narrativa destaca por la firmeza con la que está plasmada en la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Principio light: los primeros capítulos de Sueños de piedra son el aspecto más endeble de la novela. Son demasiado lentos y no consiguen atrapar al lector con la fuerza que cabría esperar.

0 comentarios :

Publicar un comentario