jueves

Reseña: Ferals de Jacob Grey

Cuando Caw, un chico huérfano que vive en las calles, intenta averiguar la verdad sobre su naturaleza y su pasado, descubre que es un feral con el poder de hablar con los cuervos, que lo obedecen y protegen incondicionalmente. Sin embargo, hay más ferals capaces de comunicarse con otros animales y no todos persiguen el mismo objetivo. Caw deberá decidir qué camino tomar y correr todos los riesgos para evitar que una red de oscuridad caiga sobre la ciudad…

¿Qué nos ha gustado? 
- Ambientación gótica: los escenarios son uno de los grandes puntos de Ferals. La atmósfera siniestra que se respira en las páginas del libro adereza la historia y le confiere una marca muy particular que nos hará disfrutar más de la trama.
- Diferente: la trama de Ferals destaca sobre todo por lo original que es y lo bien trabajada que está por parte del autor. Sin llegar a abrumarnos con detalles constantes, Jacob Grey nos adentra en un mundo de magia y poderes que no peca de previsibilidad y que juega sin cesar con la fantasía.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Demasiado interiorismo: es cierto que Ferals es una novela entretenida que nunca llega a aburrirnos pero hay ciertas partes, especialmente las que incluyen largos monólogos interiores, que ralentizan el ritmo y nos hacen tropezar.
- Algo de sangre: aunque Ferals es una novela destinada a un público juvenil, cuenta con algunas escenas que tienen bastante violencia. Una nota a tener en cuenta sobre todo para los lectores más jóvenes.

0 comentarios :

Publicar un comentario