miércoles

Reseña: El tercer durmiente de Maggie Stiefvater

Blue Sargent ha encontrado muchas cosas. Por primera vez en su vida, tiene amigos en los que puede confiar, un grupo del que siente que forma parte. Los chicos del cuervo la han aceptado sin reservas; los problemas de ellos se han convertido en los problemas de Blue, y al contrario. Pero hay algo malo en encontrar cosas: el daño que hace perderlas, y lo fácil que es que se desvanezcan. Así que Blue y los chicos siguen buscando. Mientras la idea de Glendower se cierne sobre ellos, cada vez más posible y cercana, los chicos del cuervo se enfrentan a la existencia de tres durmientes. A uno deben despertarlo. A otro deben no despertarlo. El tercero no importa.

¿Qué nos ha gustado?
- Amistad power: la relación entre Gansey, Blue, Adam y Ronan es algo que nos ha encantado en este libro. La buena sintonía entre los personajes es, de hecho, el núcleo de la novela y Maggie Stiefvater sabe cómo aprovecharlo para que la trama gane fuerza.
- Creciendo: aunque Stiefvater es una autora que siempre nos ha gustado por su estilo narrativo, en El tercer durmiente supera las expectativas. Los diálogos resultan más reales y las descripciones están mejor conseguidas pues se nota que la autora elige las palabras con cuidado para hacer de la historia algo vivo.
- En aumentoEl tercer durmiente va in crecendo. Parte de un principio relativamente pausado que va ganando complejidad y tensión conforme nos encontramos con más pistas y detalles. El final es el colofón de este aumento progresivo y un cierre espectacular para la novela en su conjunto.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Con paciencia: los primeros cinco o seis capítulos del libro son el principal escollo de la novela. Hasta que no superamos esto, nos costará más retomar la lectura.

0 comentarios :

Publicar un comentario