jueves

Reseña: Ve y pon un centinela de Harper Lee

Ve y pon un centinela representa el evento literario del verano de 2015. Originalmente la novela fue escrita a mediados de los años 50, y presentada a sus editores antes de Matar a un ruiseñor  El manuscrito permaneció oculto hasta su descubrimiento a finales de 2014. Este libro cuenta con muchos de los personajes de Matar a un ruiseñor unos veinte años más tarde. Al regresar a su hogar en Maycomb para visitar a su padre, Jean Louise Li Finch –Scout– lucha con problemas personales y políticos, que involucran a Atticus, a la sociedad que la rodea y al pequeño pueblo de Alabama que la vio nacer.

¿Qué nos ha gustado? 
- Más luz: Ve y pon un centinela nos ofrece detalles adicionales sobre el universo de Matar a un ruiseñor. De hecho, la trama nos permite apreciar mejor aspectos que pasaron desapercibidos en la novela precedente y nos adentra de una manera más clara en las cuestiones morales que quedaron en el aire.
- Sin perder de vista el entorno: la recreación que Harper Lee hace de la vida en el sur de Estados Unidos es única. No solo los escenarios están trabajados con minuciosidad sino que además la inmersión que la autora hace en el día a día, las costumbres, los prejuicios y las rencillas raciales dan vida al espacio narrativo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Para fansVe y pon un centinela es un buen libro para aquellos que leyeron Matar a un ruiseñor y se enamoraron de la novela. Pero, como tal, la trama dista mucho de ser tan sobresaliente como la de su predecesora. Le falta más fuerza y más perfección estilística para estar a la misma altura.
- Perdiendo magia: los personajes de Ve y pon un centinela no son tan brillantes como lo fueron en Matar a un ruiseñor. Muchos de ellos han perdido el empuje que tenían antaño y otros han quedado tan limitados que resultan figuras unidimensionales.

0 comentarios :

Publicar un comentario