miércoles

Reseña: Revival de Stephen King

Octubre de 1962. En una pequeña ciudad de Nueva Inglaterra la sombra de un hombre se cierne sobre un niño que juega ensimismado con sus soldaditos. Cuando Jamie Morton levanta la vista ve una figura imponente. Se trata de Charles Jacobs, el nuevo pastor del pueblo. Pronto los dos compartirán un estrecho vínculo, basado en su fascinación por los experimentos con electricidad. Varias décadas más tarde, Jamie ha caído en la adicción a las drogas y vive una vida nómada tocando la guitarra para diferentes bandas por bares de todo el país. Entonces vuelve a cruzarse con Jacobs -dedicado ahora al espectáculo y a crear deslumbrantes «retratos de luz»-, un encuentro que tendrá profundas consecuencias para ambos.

¿Qué nos ha gustado? 
- Uniendo las piezas: aunque puede parecer a simple vista que Revival es una novela muy desestructurada, lo cierto es que todos los fragmentos de la trama encajan a la perfección. Nada ocurre sin una razón y cada acontecimiento conforma al final un tapiz narrativo que está entre los más complejos de los escritos por Stephen King.
- Sigues siendo el centro: en lo que siempre ha destacado King es en el desarrollo de los personajes. En Revival no nos decepciona en este sentido y nos ofrece un elenco rico y variado, que cuenta con unas caracterizaciones muy logradas, marca de la casa.
- No te escapesRevival no nos aburrirá. De hecho, la novela sigue la línea de Joyland lo que nos asegura un ritmo muy rápido y un desenlace imprevisto aunque bien resuelto por parte de King.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No hables: los diálogos no son el punto fuerte de las últimas novelas de King. Ninguno de los personajes suena real dentro de Revival y en más de una ocasión tendremos sensación de irrealidad cuando leamos las conversaciones que plagan la trama.

0 comentarios :

Publicar un comentario