martes

Reseña: El curioso mundo de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly

La primavera se transformó lentamente en verano, con su inevitable calor aplastante y nuestras inevitables quejas a cuenta de ello. Viola decía que hacía tanto calor que las gallinas estaban poniendo huevos duros. Yo me quejaba menos que los demás porque a mediodía me escabullía con frecuencia al río, mientras que ellos preferían refugiarse en sus habitaciones, con los postigos cerrados, y echar una siesta agitada y sudorosa. Como no tenía traje de baño, me desnudaba hasta quedarme en camisola y flotaba de espaldas sobre los suaves remolinos, contemplando las nubes del cielo, en cuyas siluetas buscaba escenas y formas curiosas: ahí había una tienda india; allí, un ardillón bailando; allá, un dragón echando humo.

¿Qué nos ha gustado?
- Una protagonista única: Callie es indiscutiblemente el personaje estrella de El curioso mundo de Calpurnia Tate. Su inteligencia y las observaciones que hace sobre la vida en general aportan un toque especial a la novela y hacen que el lector se sienta más implicado con las dificultades y retos a los que se enfrenta la protagonista.
- Subiendo el listón: La evolución de Calpurnia Tate fue un libro que ya nos sorprendió en su día por la fuerza que destilaba su historia. El curioso mundo de Calpurnia Tate es, si cabe, mejor aún pues cuenta con lo mejor de su predecesor y añade un plus de ternura y sencillez que enriquece la trama y la hace más potente desde el punto de vista narrativo.
- Viviendo en la granja: en lo que sí ha mejorado El curioso mundo de Calpurnia Tate con respecto a su predecesora es en los escenarios. Jacqueline Kelly describe con más acierto la vida en la granja y nos sumerge en el día a día de sus habitantes sin que casi nos demos cuenta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Demasiada ciencia: a pesar de la enorme calidad de la novela, El curioso mundo de Calpurnia Tate tiene un detalle que puede molestar a algunos lectores. Estamos hablando de las habituales digresiones científico-biológicas a las que recurre Kelly. Explicaciones sobre anfibios, teorías darwinistas que, aunque están muy bien expuestas, pueden aburrir a los lectores menos reconciliados con las ciencias.

0 comentarios :

Publicar un comentario