miércoles

Reseña: La trampa de Melanie Raabe

La trampa es uno de esos libros que se devoran. Un thriller psicológico intenso, cautivador e inteligente que despertó el interés de las editoriales internacionales ya antes de su publicación en Alemania y que saldrá próximamente en otros doce países Me llamo Linda Conrads. Soy escritora. Mis libros tienen mucho éxito. Tengo treinta y ocho años. Yo quería a mi hermana. Se llamaba Anna. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué tuvo que morir? Esa pregunta me obsesiona. Ahora he visto a su asesino. Sí, han pasado doce años, pero lo recuerdo muy bien. La ira me atenaza la garganta y solo puedo pensar en una cosa: Voy a por ti. Tras la muerte de Anna, cuyo caso quedó sin resolver, Linda se recluyó en una casa aislada a las orillas de un lago.

¿Qué nos ha gustado? 
- Déjate atrapar: La trampa es, ante todo, una novela adictiva. Desde el principio, el lector queda atrapado por la historia personal de Melanie Raabe y, conforme avanza la trama y los secretos van desvelándose, nos hundiremos más en la historia hasta que sea imposible dejar de leer.
- Intrigante: tal vez lo mejor de La trampa es la habilidad de Raabe para manejar con una precisión de cirujano la tensión a lo largo de todo el libro, siempre manteniendo la intriga en lo más alto y el interés del lector en progresión.
 - Uniendo las piezas: la trama de La trampa está conformada por una infinidad de secretos y misterios que son los que aportan el atractivo final al libro. Lo mejor es que la autora consigue que todo converja a la perfección y que nada tienda a las salidas improvisadas ni a los deus ex machina.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Deprisa: el final es el único pero de la novela pues peca de apresuramiento. Los acontecimientos finales se precipitan y todo queda resulto con efectividad aunque también con excesiva prisa.

0 comentarios :

Publicar un comentario