lunes

Reseña: La marca del diablo de Glenn Cooper

Un secreto que la Iglesia ha mantenido oculto. Una conspiración siniestra que pretende encumbrar el mal. Solo una mujer puede poner fin a la pesadilla antes de que esta se haga realidad. La nueva novela del maestro del thriller histórico con más de 7.000.000 de lectores en todo el mundo 1139. Al mirar el cielo después del eclipse, el obispo Malaquías tiene una lúcida visión de lo que va a suceder. Ciento doce estrellas brillan sobre la bóveda. Ciento doce Papas desde Celestino II hasta el final de la Iglesia. Hasta que los suyos se hagan con el poder... Roma, 2002. La joven arqueóloga Elisabetta Celestino recibe la noticia de que el Vaticano le prohíbe seguir explorando las catacumbas de San Calixto, donde se ha realizado un extraño hallazgo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Trasladándonos: una vez más, Glenn Cooper hace que cada escenario en el que se desarrolla la trama cobre vida gracias a las descripciones tan preciosistas que hace. Esto nos hace vivir la historia con una mayor intensidad, mientras disfrutamos de los espacios, del presente y del pasado, a los que nos lleva La marca del diablo.
- Misterio asegurado: Cooper es uno de los maestros del thriller histórico y en La marca del diablo vuelve a demostrarnos por qué. Una trama llena de suspense, intrigas que cobran fuerza y una búsqueda de la verdad que llevará a los protagonistas a los lugares más insospechados. La combinación perfecta para los amantes de este tipo de lecturas.
- Estructura impecable: aunque La marca del diablo es una novela que juega mucho con los flashback, Cooper maneja la estructura interna de tal forma que los retrocesos temporales no molestan al lector ni rompen el desarrollo de los acontecimientos.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Final deus: Cooper cae en un error que ya hemos visto en otras novelas del autor. Las conclusiones forzadas. Después de un desarrollo sostenido y bien llevado, el final resulta demasiado apresurado y con alguna que otra solución forzada en exceso.

0 comentarios :

Publicar un comentario