viernes

Reseña: El domador de leones de Camilla Läckberg

Estamos en pleno mes de enero y en Fjällbacka hace un frío polar. Una joven medio desnuda deambula por el bosque nevado y llega a la carretera. Un coche aparece de la nada y no tiene tiempo de esquivarla. Cuando el comisario Patrik Hedström y su equipo reciben la alarma sobre el accidente, la chica ya ha sido identifi cada. Desapareció cuatro meses atrás y desde entonces no se ha sabido nada de ella. Su cuerpo tiene marcas de atrocidades inimaginables, y es posible que no sea la única, ni la última víctima de su agresor. Al mismo tiempo, Erica Falck investiga una vieja tragedia familiar que acabó con la muerte de un hombre. Erica sospecha que su esposa oculta algo terrible y teme que el pasado proyecte su alargada sombra sobre el presente.

¿Qué nos ha gustado? 
- Armonía: en El domador de leones encontramos varias líneas argumentales protagonizadas por distintos personajes que se conjugan a la perfección gracias a la habilidad de Camilla Läckberg para dar forma al tapiz argumental. No hay bajones de ritmo entre ellas y se suceden entre sí siguiendo un fluir constante.
- Más adentro: El domador de leones es la novela más psicológica de cuantas ha escrito Läckberg. La autora se adentra en la psique humana, ahonda en los conflictos internos de los personajes y nos presenta a través de ellos una interesante reflexión sobre la maldad y las consecuencias que pueden derivarse de ella.
- Perfeccionando las relaciones personales: en El domador de leones se aprecia una importancia creciente de las relaciones entre los personajes, algo que se echó en falta en las primeras novelas de la saga. El caso más claro es el de Erica a Patrik cuya historia personal ocupa ahora un primer plano destacado.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No tan conseguida: es en el apartado de suspense donde falla El domador de leones realmente. El misterio no está tan bien estructurado y queda eclipsado por el apartado psicológico la mayor parte del tiempo. Además, a partir de la mitad de la novela se vuelve previsible y el lector verá venir con facilidad la conclusión.

1 comentarios :

Publicar un comentario