lunes

Reseña: Zac y Mia de A. J. Betts

Si bien el ambiente frío y aséptico de una clínica es el último lugar donde una pareja de adolescentes esperaría iniciar una relación significativa, a veces el azar nos sorprende con encuentros fortuitos que marcan nuestro destino. Convaleciente de un trasplante de médula, Zac lleva semanas solo y aburrido en el hospital cuando en la habitación contigua ingresan a Mia, una impetuosa chica de su edad. A los golpecitos en el tabique del principio les sigue el intercambio de notas por medio de las enfermeras y, finalmente, en el silencio de la noche, la comunicación a través de Facebook.

¿Qué nos ha gustado? 
- Equilibrado: a pesar de la crudeza del tema de base que encierra el libro, a Zac y Mia no le faltan dosis de humor y mucho romance. No es un libro en el que estaremos llorando todo el tiempo por lo dramático de la premisa sino que disfrutaremos asimismo de la profundidad sentimental y de todo lo que ofrecen los personajes en cuanto a maduración adolescente se refiere.
- El mundo según Zac: en el apartado de los personajes, el más brillante de todos es Zac. Absorbe desde el principio el protagonismo gracias a la cercanía que trasmite y la ironía con la que a veces habla, superando así a Mia, su contrapartida femenina que, aunque no decepciona, tampoco deslumbra como Zac.
- Un tema complejo: otro de los aspectos a destacar de Zac y Mia es la sensibilidad con la que A. J. Betts aborda un tema tan delicado como el cáncer. En este sentido, la novela recuerda a Bajo la misma estrella de John Green aunque con un toque menos romántico que ésta y más sensible hacia la enfermedad de los protagonistas.

¿Qué nos ha gustado? 
- Ya lo sé: en lo que sí peca Zac y Mia es en lo predecible que se vuelve la trama hacia el final de la novela. Betts no nos aporta nada que consiga sorprendernos y no nos costará ver cuál será el desenlace final.

0 comentarios :

Publicar un comentario