miércoles

Reseña: Medio rey de Joe Abercrombie

Yarvi, el hijo menor del rey, nació con una malformación en una mano que ha llevado a todo el mundo a considerarlo «medio hombre». Por eso, en lugar de convertirse en guerrero como los demás varones de su estirpe, se ha dedicado a estudiar los secretos de la Clerecía. En la víspera de la última prueba, llega la noticia de que su padre y su hermano han sido asesinados, por lo que él es el nuevo rey. Pero tras una terrible traición a manos de sus seres más queridos, Yarvi se encontrará solo, en un mundo regido por la fuerza física y los corazones fríos. Incapaz de llevar armadura o de levantar un hacha, deberá afilar su mente. Cuando se junta a su alrededor una extraña hermandad de almas perdidas, descubrirá que esos compañeros inesperados tal vez puedan ayudarle a convertirse en el hombre que quiere ser.

¿Qué nos ha gustado? 
- Claridad: en Medio rey no hay tantos personajes y un único punto de vista por lo que la trama se mueve con más rapidez que en otros libros de Joe Abercrombie. Tampoco hay tantos detalles gore y el uso de maldiciones y palabras malsonantes queda limitado al mínimo, algo que tampoco hemos visto antes en un libro de este autor.
- No pierdas tu estilo: la prosa de Abercrombie es una de las más originales y personales de la literatura inglesa. En Medio rey se mantiene tan fresca y brillante como siempre, conservando ese magnífico humor negro que tanto nos gusta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- No te dejes engañar: al ver la portada cualquiera podría pensar que Medio rey es una novela de fantasía épica al estilo clásico. Nada más lejos de la realidad. El último trabajo de Abercrombie se acerca más al mundo de los vikingos que al de los magos y, aunque esto no resta en absoluto valor al libro, sí puede generar confusión en el lector nada más empezar la lectura.
- Embarcados: aunque a grandes rasgos el ritmo de la novela es fantástico hay unos cuantos capítulos que pueden resistírsenos. Concretamente, cuando el protagonista permanece durante varios episodios en un barco, sin mucha acción a su alrededor que digamos, la lectura puede pesarnos más.

0 comentarios :

Publicar un comentario