jueves

Reseña: La isla perdida de Douglas Preston y Lincoln Child

Gideon Crew, científico y ladrón brillante, sabe que tiene los días contados Cuando su misterioso jefe le hace un nuevo encargo, Gideon Crew acepta sin pensarlo dos veces, aunque parezca una auténtica misión imposible: Tiene que hacerse con una página del Libro de Kells, un manuscrito de un valor inestimable que actualmente está expuesto en un museo de Nueva York. El sistema de seguridad que protege el libro está considerado perfecto. Sin embargo, este robo resulta ser solamente la primera de una serie de peligrosas aventuras, porque debajo de la suntuosa ilustración de la página hay un mapa del tesoro de la Antigua Grecia cuyo hallazgo podría ser mucho más valioso que cualquier tesoro material... Incluso podría salvarle la vida a Gideon.

¿Qué nos ha gustado?
- Rápido, rápido: como ocurre en la mayoría de las novelas de Preston y Child, no podrás dejar de leer La isla perdida. La trama es de esas que te absorben y te mantienen atado a las páginas sin que puedas despegarte asi que prepárate para leer sin descanso hasta el final.
- Una de aventurasLa isla perdida es una novela al más puro estilo Indiana Jones. Un tesoro legendario escondido durante siglos, persecuciones, villanos que intentan entorpecer a los protagonistas… Perfecta si lo que quieres es embarcarte en una aventura literaria de las de siempre.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Rompiendo el ritmo: la segunda parte del libro no es tan buena como la primera. Es cierto que se mantiene la acción inicial pero algunos de los giros que Douglas Preston y Lincoln Child introducen resultan demasiado forzados e incluso, en algunos casos, inverosímiles.
- Qué listos: Gideon y Amy casi no tienen problemas a la hora de encontrar el legendario tesoro. Su búsqueda resulta sospechosamente fácil, de hecho. Se echan en falta en este sentido más complicaciones que pudieran poner las cosas difíciles a los protagonistas.

0 comentarios :

Publicar un comentario