jueves

Reseña: Blue mondays de Emily Dubberley

Lucy se ha pasado todo el fin de semana trabajando para conseguir un más que merecido ascenso. Llega el temido lunes. Suena el despertador, desayuna, se ducha, se viste y se dispone a salir a la calle para empezar una nueva semana rutinaria y estresante. Encima llueve y los tacones la están matando. En el metro todo el mundo es hostil, excepto un desconocido muy atractivo que se muestra amable con ella. Cuando el hombre baja del metro, Lucy se da cuenta de que se le ha caído la cartera y decide ir tras él para devolvérsela. Descubre que se llama Ben. La atracción que siente por él es casi animal, y eso la asusta. Jamás hubiera imaginado que algo así le podía suceder a ella.

¿Qué nos ha gustado? 
- Bien equilibrado: Blue mondays es una novela a medio camino entre el romance y la erótica, con un poquito de ambos géneros. A rasgos generales cumple con el objetivo de mantenernos entretenidos y la amenidad que destila la trama nos hará devorar el libro en un suspiro.
- Sexo bien trabajado: en el apartado erótico, Blue mondays tampoco decepciona. Las escenas están descritas con todo lujo de detalle para que el lector pueda disfrutar al máximo de la pasión que desprenden los personajes y las descripciones que hace Emily Dubberley de los detalles sexuales satisfarán nuestro apetito.
- Mundo laboral: los escenarios son el segundo baluarte de Blue mondays. Como destacado, el entorno laboral de Lucy que destila realismo y colorido y se convierte en el escenario estrella de la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Perdiendo inercia: hacia la mitad parece que la trama flojea. Pierde el empuje inicial y tiende hacia la repetición de ciertas escenas y momentos lo que puede molestar a algunos lectores.

0 comentarios :

Publicar un comentario