jueves

Reseña: El niño de Schindler de Leon Leyson

Incluso en las horas más oscuras hay lugar para la esperanza. La historia de Leon Leyson así lo demuestra: fue el más joven de los más de mil judíos que Oskar Schindler salvó con su lista. "¡Tú eres el pequeño Leyson!" Estas fueron las palabras de Schindler cuando, en 1965, volvió a encontrarse con el número 289 de su lista en Los Ángeles. En aquel momento, la hazaña del empresario alemán no era conocida en todo el mundo, pero la alegría de ver a su protegido más joven, tantos años después, era una recompensa más que suficiente. Esta es la historia de un niño que sobrevivió a un destino terrible gracias a un acto de bondad. Leon nos habla de su infancia en Polonia, de la invasión nazi y de la vida en el gueto.

¿Qué nos ha gustado? 
- En el interior: El niño de Schindler es una novela que recuerda mucho a La lista de Shindler de Steven Spielberg. La gran diferencia es que el libro tiene una narración más interiorista de los conflictos mentales y físicos por los que tienen que atravesar los personajes y confiere a la historia un grado de emotividad mayor. Una novela con la que lloraremos seguro pero que guarda, por el camino, importantes enseñanzas y valores al igual que la película de Spielberg.
- En su justa medida: hasta la fecha se han escrito muchas novelas de supervivencia de la Segunda Guerra Mundial. Una de las particularidades que tiene la de Leon Leyson es la dosificación justa de detalles. En ningún momento el autor se vuelve excesivo como sí ocurre con otro autores y su narración aporta el grado mínimo de minuciosidad y detalles macabros.
- Para todos: aunque El niño de Schindler es una novela escrita inicialmente para adolescentes, lo cierto es que puede ser leída por cualquier tipo de lector. El trasfondo de los acontecimientos y la riqueza de la trama hacen que su lectura merezca muchísimo la pena.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Autobiografía y nada más: si lo que buscamos es una novela sobre el Holocausto, con un desarrollo pormenorizado de lo que ocurrió entonces, El niño de Schindler no es la mejor opción. Se orienta más hacia la autobiografía asi que carece de muchos detalles que pueden echarse en falta por algunos lectores.

0 comentarios :

Publicar un comentario