martes

Reseña: Will Grayson, Will Grayson de John Green y David Levithan

Dos chicos, dos vidas, un nombre. Dos autores, dos personajes, un gran libro. Will Grayson tiene dos reglas en la vida: callar y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer . Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona. Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.

¿Qué nos ha gustado? 
- Combinación explosiva: de un libro escrito por dos autores como John Green y David Levithan solo se puede esperar un resultado excelente. Y, por suerte, eso es lo que encontramos en Will Grayson, Will Grayson. El trabajo conjunto de estos dos escritores es genial y la novela rezuma buen hacer y sintonía narrativa. Esperemos que Green y Levithan decidan trabajar más veces juntos.
- Trama de 10: la historia de Will Grayson, Will Grayson es compleja, una fábula sobre la maduración en la que vemos cómo dos adolescentes cambian de forma progresiva conforme tienen que hacer frente a los problemas que aparecen en su camino. Green y Levithan hacen de este periplo un viaje divertido, duro e intenso, pero también profundo y lleno de metáforas. Muy recomendable para lectores jóvenes.
- Elenco a cien: en el apartado de personajes poco se puede decir de negativo. El Will Grayson de John Green es excepcional, un adolescente corriente que debe hacer frente a problemas del día a día mientras intenta comprenderse a sí mismo. El Will Grayson de Levithan es más apático pero igualmente carismático aunque es en los cuatro últimos capítulos donde apreciamos todo su potencial. Mención aparte merece la figura de Tiny, posiblemente la mejor de toda la novela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Debilidad: el apartado de los personajes femeninos no está tan trabajado como el masculino. Jane es una figura que no llega a la altura de Alaska Young o Margo, por ejemplo, y que queda bastante desdibujada dentro del libro por su pobre caracterización.


0 comentarios :

Publicar un comentario