martes

Reseña: Las muñecas chinas de Lisa See

Lisa See, la aclamada autora de El abanico de seda, Dos chicas de Shanghái y Sueños de felicidad (Bruguera, 2012) ha conseguido el reconocimiento mundial por su maestría a la hora de retratar las intrincadas relaciones entre mujeres, siempre marcadas por el hilo invisible del destino. Pero nunca antes había ahondado en la amistad de tres mujeres. Ahora nos ofrece la fascinante historia de tres chicas de muy distinto origen que, entre 1938 y 1948, luchan juntas por cumplir sus sueños en el club más glamuroso de San Francisco, hasta que el ataque japonés de Pearl Harbor, tan lejos de ellas, pone en peligro sus ambiciones, y hasta sus vidas, cuando una traición inesperada lo cambia todo. 

¿Qué nos ha gustado? 
- A principios de siglo: lo mejor que tiene Las muñecas chinas, sin lugar a dudas, es la ambientación. El retrato que Lisa See hace de la vida nocturna de San Francisco y el apogeo de los clubs asiáticos entre principios y mediados del siglo XX bien merece nuestro reconocimiento. También brillante es la recreación de la vida de los inmigrantes chinos en EEUU durante estos años y las dificultades sociales y políticas a las que tuvieron que enfrentarse.
- Sin pausas: las descripciones concisas y precisas y el estilo ágil de See hacen que Las muñecas chinas sea una novela rápida, que no nos plantea grandes escollos y que se lee de un tirón. Perfecta para viajes o vacaciones.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sin sobresaltosLas muñecas chinas es muy predecible. El final no nos plantea ninguna sorpresa y no nos será difícil saber como terminará la historia.
- Unidimensionales: el elenco de Las muñecas chinas no goza de una caracterización demasiado espectacular. La mayoría de los personajes se mueven en clichés y estereotipos y no tiene la profundidad que cabría esperar de See.

0 comentarios :

Publicar un comentario