lunes

Reseña: La hipótesis del mal de Donato Carrisi

No conoces el miedo hasta que no oyes a alguien tosiendo debajo de tu cama. Mila Vázquez sabe ver donde otros no suelen prestar atención. Por eso, dentro del cuerpo de policía, escogió como destino el Limbo: la oficina de personas desaparecidas. Todo empieza con un asesinato. Un hombre mata a toda la familia de un conocido empresario, excepto a su hijo menor: Roger Valin, quien desapareció una mañana sin dejar rastro y ahora, diecisiete años después, todo parece indicar que ha regresado convertido en un asesino en masa. Pero no es el único: él es el primero de una serie de antiguos desaparecidos que están volviendo para cometer crímenes atroces.

¿Qué nos ha gustado? 
- Suspense al más alto nivel: La hipótesis del mal es un libro adictivo que es difícil de dejar. Donato Carrisi maneja los secretos y las verdades ocultas a la perfección haciendo que el ritmo de los acontecimientos sea vertiginoso y que nos sintamos sorprendidos por la trama en cada capítulo.
- Un nivel alto: Carrisi ya nos sorprendió con El tribunal de las almas y con La hipótesis del mal ha vuelto a hacerlo. Un novela que combina todo lo bueno de la anterior y que añade otras tantas particularidades propias. No habrá decepciones sino más bien una lectura entretenida y de las más recomendables en lo que llevamos de año.
- Personajes propios: otro de los aspectos destacados de La hipótesis del mal son las figuras narrativas. No solo la protagonista cuenta con una enorme tridimensionalidad sino también los secundarios. Mención aparte merece el desarrollo psicológico, excelente desde todos los puntos de vista posible.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Repitiendo: hacia la mitad de la novela, algunas secciones del libro se vuelven más monótonas. En parte porque el autor tiende a la repetición. Un detalle que, sin embargo, no desmerece demasiado el resto de la trama.

0 comentarios :

Publicar un comentario