viernes

Reseña: El mar de los monstruos de Rick Riordan

Desde que sabe que es hijo de un dios del Olimpo, Percy Jackson espera que el destino le depare continuas aventuras. Y sus expectativas se cumplen con creces. Aunque el nuevo curso en la Escuela Meriwether transcurre con inusual nor- malidad, un simple partido de balón prisionero acaba en batalla campal contra una banda de feroces gigantes. A partir de ahí los acontecimientos se precipitan: el perímetro mágico que protege el Campamento Mestizo es destruido por un misterioso enemigo y la única seguridad con que contaban los semidioses desaparece. Así, para impedir este daño irreparable, Percy y sus amigos inician la travesía del temible Mar de los Monstruos en busca de lo único que puede salvar el campamento: el Vellocino de Oro.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más conjuntado: tanto el ritmo como el argumento de El mar de los monstruos tienen una combinación más distendida que en El ladrón del rayo. Todos los acontecimientos encajan a la perfección y fluyen sin baches por lo que la lectura se vuelve adictiva.
- Manteniendo las risas: como ya hizo en El ladrón del rayo, Rick Riordan inserta un lenguaje divertido y ameno cargado de humor en El mar de los monstruos. Nos reiremos con las ocurrencias de Percy y no nos faltarán los momentos en los que las carcajadas nos saldrán solas mientras leemos.
- Más estrellas: en El mar de los monstruos Riordan inserta nuevos personajes que, lejos de entorpecer el carisma de los anteriores, aporta más viveza al elenco. Mención aparte merece Tyson, un personaje dulce y simpático, que conforma una conexión interesante con Percy.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Menos descripciones: en lo que sí falla El mar de los monstruos es en las descripciones. Riordan pasa por alto muchos detalles contextualizadores, incluso los del campamento mestizo, por lo que se echa en falta una mayor profundidad en los ambientes que rodean a los personajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario