viernes

Reseña: A ciegas de Josh Malerman

Cinco años después de que diera comienzo la pesadilla, los pocos supervivientes que quedan viven refugiados en el interior de casas y edificios, protegidos por puertas cerradas y ventanas con las cortinas echadas. Malorie, que ha conseguido sobrevivir en una casa abandonada junto a sus dos hijos, decide abandonar la seguridad de su refugio para emprender un viaje por el río hacia un lugar mejor. En esta peligrosa odisea a ciegas, Malorie sólo podrá confiar en su instinto y en el entrenado oído de los niños, que no tardarán en descubrir que algo los sigue. Pero, ¿qué es?

¿Qué nos ha gustado?
- In crecendo: la trama de A ciegas es una torbellino que va en aumento. Los acontecimientos empiezan con un ritmo pausado que muy pronto se ve superado. Es la típica novela que nos mantendrá pegados a las páginas sin remisión.
- Estilo aséptico: a diferencia de lo que acostumbramos a ver en los autores de novela distópica, Josh Malerman emplea una narrativa muy sencilla que no se pierde en largas descripciones ni en pasajes ambientales excesivos lo que hace que la trama sea mas dinámica que el resto de libros apocalípticos.

¿Qué no nos ha gustado?
- Narración confusa: algo que no termina de encajar en la novela es la narrativa. Malerman utiliza el presente para narrar los acontecimientos del hoy y también del ayer. Una elección muy particular que no parece tener una razón lógica detrás y que puede molestar la lectura de algunas personas.
Sin compañía: Malorie, la protagonista de A ciegas, es una figura excepcional que asume por completo el peso de la trama. Sin embargo, sus acompañantes y personajes secundarios no deslumbran tanto y quedan muy relegados dentro de la historia.

0 comentarios :

Publicar un comentario