jueves

Reseña: Sueños de trenes de Denis Johnson

Robert Grainier es un jornalero del Oeste americano en los albores del siglo XX, que, tras ser golpeado por una terrible tragedia, lucha por encontrar sentido a su vida en un mundo en constante mutación. La de Grainier es una vida larga, pobre y modesta, y él, un hombre corriente que transita por una época extraordinaria sin apenas lograr otra cosa que un pequeño trozo de tierra, dos caballos y una carreta. Con su prosa pulida y alejada de cualquier sentimentalismo, esta joya del galardonado autor de Árbol de Humo ha sido comparada con la obra de autores clásicos como Chéjov.

¿Qué nos ha gustado? 
- La vida de un hombre, la vida de todos: a través de la historia de Robert Grainier, Denis Johnson describe un periodo de la historia de Norteamérica perfilado entre el mundo primitivo y la modernidad. El recorrido vital del protagonista es el reflejo de una época, de unas circunstancias historico-sociales que Johnson capta con auténtica maestría, sin errores de documentación.
- Estilo nativo: la prosa de Johnson es a la vez distintiva, propia y evocadora. Le otorga a la novela un toque mágico que sin duda nos hace disfrutar más de su lectura.
- Perdidos en los montes: sin perderse en interminables descripciones y apostando de lleno por la importancia de los pequeños detalles, el autor consigue llevarnos a los paisajes boscosos de Idaho sin que casi nos demos cuenta. En este sentido, Sueños de trenes nos recuerda a la moda landscape pues apuesta por la fuerza de los escenarios para conducir gran parte del libro.

¿Qué nos ha gustado? 
- Uno solo: aunque es cierto que el personaje de Robert Grainier está muy bien caracterizado no podemos decir lo mismo del resto del elenco. A excepción del protagonista, el resto de personajes no tienen ese toque distintivos que les hace únicos y su aparición y desaparición repentina dentro de la novela causan autentica confusión en el lector.

2 comentarios :

Hola.
Denis hace bueno eso de menos es más. Necesita el autor poco más de 100 páginas para contarnos una historia extensa, salpicada de anécdotas, de momentos tragicómicos, una loa a la supervivencia, un tirar para adelante, encontrando algo a lo que aferrarse. La figura de Grainier es un personaje de los que se quedan grabados a fuego en nuestra memoria.
Denis es autor, no autora, como leo en vuestra reseña.
Un saludo.

Tienes razón. Una novela increíble y muy emotiva. Granier es una figura única que se convierte en el eje central de la trama. Por cierto, gracias por el apunte. Un pequeño lapsus por nuestra parte. Corregido!!!

Publicar un comentario