lunes

Reseña: Mi color favorito es verte de Pilar Eyre

Pilar Eyre, una periodista madura y aún presa de una gran pasión por la vida, conoce, durante un verano en la Costa Brava, a Sébastien, un corresponsal de guerra francés de gran atractivo. Entre ellos surge un amor inesperado que los lleva a vivir tres días de intensa relación erótica y sentimental. Cuando Sébastien desaparece repentinamente, Pilar lo busca con desesperación siguiendo las pistas ambiguas que el periodista ha ido dejando a su paso, pero los resultados son cada vez más sorprendentes y misteriosos. Esta no es una bella historia de amor crepuscular, esta es una bella historia de amor entre una mujer que se atreve a llegar hasta el límite y un hombre secuestrado por unos sentimientos imprevistos.

¿Qué nos ha gustado? 
- Desenfadada: Mi color favorito es verte recuerda en parte a otra novela finalista del Planeta, El buen hijo, pues recupera ese mismo estilo fresco y ágil que tanto nos gustó de la novela de Ángeles González-Sinde. Eso sí. Mi color favorito es verte cuenta con un humor más fino y sarcástico que su predecesora y unos diálogos mejor trabajados incluso.
- Para ella, para élMi color favorito es verte gira en torno al amor como núcleo temático central. Pero Pilar Eyre le da un enfoque lo suficientemente imparcial para que la novela no caiga en un canto al feminismo sino que por el contrario ofrece una visión tanto masculina como femenina que gustará a ambos sexos por igual.
- Juego meteorológico: en cuanto a los escenarios conviene destacar el uso simbólico que hace la autora de los espacios narrativos. El verano coincide con el enamoramiento. El otoño con la melancolía. La confluencia de trama y tiempo refuerza el poder sentimental de la historia.

¿Qué nos ha gustado? 
- Desigual: la monotonía en la que cae la novela hacia la mitad es uno de los peros que le pondríamos a Mi color favorito es verte. La parte central peca de lenta y de repetitiva con demasiadas autolamentaciones por parte de la protagonista.

0 comentarios :

Publicar un comentario