martes

Reseña: La última cripta de Fernando Gamboa

Enterrada bajo un arrecife de la costa hondureña, el submarinista Ulises Vidal encuentra una campana de bronce del siglo XIV de origen templario, hundida allí más de un siglo antes del descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón. Espoleado por la curiosidad y el ansia de aventura, junto a un historiador medieval y una audaz arqueóloga mexicana, emprenderá la búsqueda del mítico tesoro de la Orden del Temple por España, el desierto de Mali, las profundidades del Caribe o la selva mexicana, enfrentándose a un sinfín de enigmas y peligros. Pero esa búsqueda del tesoro, sin embargo, finalmente les acabará enfrentado a un misterio mucho más trascendente de lo que ninguno de ellos esperaba.

¿Qué nos ha gustado? 
- Humor que no falte: como ya dijimos en la reseña de Ciudad negra, lo que más nos gusta de los libros de Fernando Gamboa es el humor que destilan sus páginas. En La última cripta los diálogos vuelven a ser chispeantes, plagados de guiños al lector. Al final, será imposible que no soltemos alguna carcajada.
- Para divertirse: La última cripta no es una novela pensada para hacernos reflexionar ni para dar grandes quebraderos de cabeza al lector. Pero sí es un libro entretenido, con el que pasaremos un rato agradable y que gracias a su ritmo rápido desfilará por nuestras manos con bastante rapidez.
- Con aventuras: Gamboa respeta al pie de la letra los cánones del género de aventuras con La última cripta. El misterio inicial de pie a una búsqueda a lo Código Da Vinci con persecuciones, villanos malísimos y verdades ocultas que nos recuerda a los clásicos más clásicos del género aventuresco.

¿Qué nos ha gustado? 
- Final increíble: en un intento por sorprender al lector, Gamboa ha caído en un final con muchos fuegos artificiales pero poco fundamento. Se pierde en giros imposibles que rompen con la relativa credibilidad que se mantiene a lo largo de toda la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario