martes

Reseña: La sangre de los libros de Santiago Posteguillo

Santiago Posteguillo nos sorprende ahora con un fascinante recorrido por los enigmas más famosos de la literatura.Asesinatos, suicidios, duelos, condenas a muerte, guerras, eclipses, vampiros, misterios, juicios…Detrás de los grandes libros se esconde mucha más sangre de lo que uno podría imaginar. ¿Por qué Pushkin murió en un duelo? ¿Es cierto que se han hallado pruebas de la reencarnación de Shakespeare? ¿Sabías que Pessoa tuvo dificultades para encontrar editor o que La Divina Comedia estuvo a punto de no publicarse?

¿Qué nos ha gustado? 
- Amenidad: aunque pueda parecer por la sinopsis que La sangre de los libros es un libro sesudo, de esos de no ficción que se limitan a plasmar la vida y obra de una serie de autores, nada esta más alejado de la realidad. El estilo ameno y distendido de Santiago Posteguillo y el contenido de los relatos, más centrado en las anécdotas y los secretos desconocidos de los grandes de las letras, hacen que estos se conviertan en una lectura placentera y entretenida.
- Adaptándonos a la época: uno de los detalles que más nos han llamado la atención de La sangre de los libros es la capacidad de adaptación estilística que demuestra Posteguillo en esta obra. Su prosa y su lenguaje (mas lírico al principio y luego con tendencia a la reflexión) se adapta a las características narrativas de la época en la que se enmarca cada autor, haciendo que su historia se mantenga en sintonía con el tiempo en el que vivió.
- Manteniendo el suspense: aunque cada relato de La sangre de los libros está dedicado a un autor diferente, nunca sabemos a quién está haciendo referencia Posteguillo hasta casi el final. Esto no solo genera intriga en el lector sino que también le hace participe de la novela, invitándole a descubrir quién se esconde detrás de cada historia.

¿Qué nos ha gustado? 
- Desigualdad: lo único que puede achacarse a La sangre de los libros es que ciertos relatos son mejores que otros. Algunos mantienen la intriga mejor que otros y resultan más interesantes para el lector mientras que los hay que no consiguen atraparnos con la misma intensidad.

0 comentarios :

Publicar un comentario