lunes

Reseña: Cómo seducir a un millonario de Megan Mulry

Abigail Heyworth, hermana del decimonoveno duque de Northrop, tiene acostumbrada a su familia y amigos a los dictados de su corazón rebelde y aventurero, y hace tiempo que a ninguno de ellos le sorprende su estilo de vida. Pero últimamente es la propia Abby quien no consigue comprenderse a sí misma. ¿Cómo es posible que alguien como ella, una hippie de la cabeza a los pies, se sienta atraída por Eliot Cranbook, un magnate estadounidense del mundo de la moda que le lleva diez años? Tal vez la culpa la tuvo la isla del Caribe donde su hermano celebró su boda y cuyo entorno paradisíaco compartieron durante unos días los invitados.

¿Qué nos ha gustado? 
- Nunca defraudas: Cómo seducir a un millonario tiene una prosa que siempre nos ha gustado. Fresca y desenfadada, encaja muy bien con la trama de sus novelas y sintoniza con el tono romántico de los personajes. En Cómo seducir a un millonario merecen una mención aparte las escenas sexuales que son más intensas y pasionales que en las anteriores novelas.
- Romance con extra: aunque es cierto que Cómo seducir a un millonario sigue la línea de los libros precedentes de la saga, presenta también algunas particularidades que la hacen diferente. Los toques de humor, por ejemplo, son más divertidos en este libro y también se entrelazan mejor los acontecimientos pasados con los nuevos de tal forma que para quien ya leyó los libros anteriores resultará una bonita forma de reencuentro con ciertos personajes.
- Más consistencia: en su último libro Megan Mulry hizo cambios en algunos personajes que resultaron demasiado chocantes y sin lógica narrativa, y que redujeron de alguna forma la fuerza del elenco inicial. Pero en Cómo seducir a un millonario la autora ha reconducido a estas figuras de nuevo y nos encontraremos con caracterizaciones más perfeccionadas y personajes más carismáticos que antes.

¿Qué nos ha gustado? 
- Necesito compañía: aunque las anteriores novelas de la saga eran autónomas y podían leerse por separado sin necesidad de haber leído las anteriores, con Cómo seducir a un millonario esto no ocurre. Para entender ciertos acontecimientos o relaciones es imprescindible haber leído los libros precedentes.

0 comentarios :

Publicar un comentario