jueves

Reseña: After de Anna Todd

Tessa Young se enfrenta a su primer año en la universidad. Acostumbrada a una vida estable y ordenada, su mundo cambia cuando conoce a Hardin, el chico malo por excelencia, con tatuajes y de mala vida.
 La inocencia, el despertar a la vida, el descubrimiento del sexo… un amor infinito, dos polos opuestos hechos el uno para el otro.

¿Qué nos ha gustado? 
- Espiral de amor: After es un libro adictivo. La rapidez con la que se desarrollan los acontecimientos y la tensión que se crea entre los personajes incita al lector a seguir leyendo sin descanso. Una buena opción de compra si lo que queremos es una novela para engancharnos.
- No es todo estereotipos lo que reluce: a primera vista, puede resultar que After es una novela típica de romance juvenil que no ofrece nada nuevo. Pero conforme vamos leyendo nos damos cuenta de que Anna Todd ha escondido algo más que clichés en su libro. La trama, aunque no es el paradigma de la originalidad, sí convence por el enfoque tan particular que le da la autora a una relación amorosa y sorprende con giros imprevistos que se alejan de las salidas típicas del género.
- Química para enamorar: la relación de Tessa y Hardin no peca de apresuramientos y flechazos inmediatos. Su pasión se va fraguando poco a poco, dando tiempo al lector para disfrutar de ese amor creciente mientras presenciamos la evolución de los personajes de forma paralela.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Amor tóxico: el giro que da el personaje de Hardin hacia la mitad de la novela es algo que deja anonadado al lector. Toda la dulzura que veíamos en los primeros capítulos cambia sin razón aparente y el trato que le da a Tessa puede resultar chocante para quienes buscan un co-protagonista más tierno.

0 comentarios :

Publicar un comentario