jueves

Reseña: Viajo sola de Samuel Bjork

Un hombre sale a pasear con su perro para recuperarse de la resaca y de sus problemas de conciencia. De repente el perro sale corriendo entre los árboles. Allí el hombre descubre a una niña que cuelga de un árbol, balanceándose sobre el suelo. Con una mochila escolar en la espalda y un cartel alrededor del cuello que dice «Viajo sola». El inspector de policía Holger Munch se encarga del caso y no tarda en darse cuenta de que va a necesitar la ayuda de su excolega Mia Krüger. Sin embargo, Mia, que siempre había sido una chica sana, ahora parece estar enferma. Realmente enferma. Holger Munch acude a su casa para pedirle que vuelva al servicio activo. No tienen ni la más remota idea de lo que les espera.

¿Qué nos ha gustado? 
- Sorpresas y más sorpresas: Viajo sola es una novela negra que esconde un torrente de giros imprevistos en su interior. Olvidémonos de un argumento lineal y previsible porque Samuel Bjork ha conseguido hacer un libro que es imposible de predecir y que nos sorprenderá gratamente en cada capítulo.
- Personajes a la altura: nada de estereotipos en Viajo sola. Las figuras narrativas que ++ nos presenta en su último trabajo respiran y sienten con tanta intensidad que da la impresión de que buenos y malos esperan al otro lado de la puerta de tu casa.
- Una trama impecable: el argumento de Viajo sola es el que todo autor de literatura negra querría escribir en algún momento de su vida. Una historia absorbente, que nos atrapa y que, al mismo, tiempo, se aleja con elegancia de los viejos clichés manidos del género.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Solo un bajón: hacia la mitad de la novela, la trama sufre un ligero decaimiento de ritmo pues los acontecimientos se ralentizan y la historia entra en un stand by. Este bache dura apenas unos capítulos asi que nuestra recomendación es que lo afrontéis con paciencia. Luego, merecerá la pena.

0 comentarios :

Publicar un comentario