martes

Reseña: La Santa de Mado Martínez

El colegio para señoritas Rosas del Cares —al que todo el mundo llama Manderley— siempre ha guardado un secreto atroz, especialmente desde la muerte de su fundadora, Rebeca de las Nieves. Ella había conseguido convertir aquel internado, situado en un remoto paraje de Asturias, junto a los Picos de Europa, en una de las instituciones educativas más prestigiosas del continente. Pero cuando algunas niñas empiezan a desaparecer, el oscuro secreto de Manderley se convierte en una inequívoca amenaza. 
¿Qué hay detrás de las desapariciones de las internas?

¿Qué nos ha gustado?
- Un terror al que sucumbes: La Santa es una novela con la que pasarás miedo. La forma tan magistral con la que Mado Martínez conduce la historia, la tensión y la fuerza que tienen los acontecimientos hacen que el lector viva cada página con el corazón en vilo, mirando por encima del hombro por si acaso alguno de los personajes decide cruzarse en nuestro camino.
- Magnífica ambientación: desde el punto de vista narrativo es en las descripciones donde Martínez se luce a lo grande. Las ambientaciones y los escenarios en los que se desarrolla la trama están descritos con una efectividad total, pues con pocas palabras pero una elección destacada de palabras y sensaciones, la autora consigue meternos dentro del internado y convertirnos en una más de las internas para que pasemos aún más miedo si cabe.
- Las tradiciones de la tierra: la trama no solo nos adentra en la historia de la Santa Compaña y las tradiciones que giran en torno a esta leyenda sino también en el folclore asturiano, en las creencias centenarias de la zona y en las costumbres que durante generaciones han pasado de padres a hijos. Una forma diferente de conocer mejor las raíces de las tierras asturianas.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Final abrupto: lo único que podemos echar en falta en La Santa es un final más equilibrado. Martínez cierra la trama con un corte en seco, un frenazo de golpe, que nos impide disfrutar más y mejor de la conclusión de la novela.

0 comentarios :

Publicar un comentario