jueves

Reseña: El regreso del dragón blanco de Daniel H. Chambers

Mientras en el libro mágico aparece otra siniestra profecía, el Dragón Blanco, los miembros del Club Chatterton y un pequeño séquito cruzan el Umbral que los llevará a Olkrann con la intención de recuperar el trono. Para ello, deberán pedirle ayuda a la reina de Wolrhun, pero el camino hacia la corte es largo y difícil, y el grupo habrá de enfrentarse a extrañas criaturas y otros peligros. Sin embargo, eso no será obstáculo para que continúen avanzando y lleguen a la ciudad de Namo Rhun, donde, además de la reina Fanha, les esperan enormes sorpresas…

¿Qué nos ha gustado? 
- Segundas partes sí son buenas: Daniel H. Chambers ha demostrado que, bien trabajadas, las segundas partes no tienen porqué ser un bodrio. La sucesora de El legado de Olkrann es una novela que sigue la línea precedente y nos ofrece una trama de fantasía épica, cargada de buenos momentos, que va ganando fuerza según se van desarrollando los acontecimientos.
- Personajes crecientes: otro detalle que también hay que alabar en El regreso del dragón blanco es el elenco. Los personajes de esta segunda novela están mejor trabajados que antes y cuentan con una profundidad y una caracterización más completa que en El legado de Olkrann.
- Mejorando la prosa: no sería justo decir que no nos gustó la prosa de Chambers en El legado de Olkrann pero sí hay que reconocer que en su segunda novela ha mejorado mucho el estilo y su narrativa se siente más fluida y con menos frases repetidas.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Baches intermedios: el único punto negativo de El regreso del dragón blanco lo encontramos en la mitad de la novela. Los acontecimientos se vuelven más monótonos y aburridos y el lector corre el riesgo de aburrirse. Pero nuestra recomendación es que tengáis paciencia. El final bien merece superar este pequeño bache.

0 comentarios :

Publicar un comentario