jueves

Reseña: El libro de las pruebas de John Banville

Freddie Montgomery es un científico de talento exiliado en una isla del Mediterráneo. Llegado el momento de saldar una deuda, su mujer y su hijo son retenidos como garantía de pago, y él regresa a Irlanda para conseguir fondos en una búsqueda que termina en el robo de un cuadro valioso y el asesinato de una joven. ¿El móvil del crimen? Ni la avaricia, ni la venganza. Ha matado porque «podía hacerlo»: es un asesino accidental como el que quizá todos llevamos dentro. Mientras espera juicio escribe esta confesión como un intento de presentar las pruebas, no ya de su inocencia, sino de los acontecimientos que lo han llevado a esa celda y han marcado el recorrido de su vida entera.

¿Qué nos ha gustado?
- Cómo no vamos a quererte: Freddie Montgomery es un protagonista que, auqnue tiene más de villano que de héroe, es imposible no apreciarle. El detallismo con el que está caracterizado y la complejidad con la que John Banville le ha dotado le convierten en un personaje único, perfecto desde el punto de vista literario.
- Como siempre: nada negativo podemos decir sobre la prosa de Banville  Una vez más el escritor nos ofrece una novela cuidada al máximo en cuanto a narrativa se refiere, con la que se disfruta en cada párrafo y que ofrece toda una lección magistral sobre estilo literario.
- Apostando por la complejidad sentimental: El libro de las pruebas encuentra su principal fuerte en la profundidad moral y emocional. Se hace más hincapié en el corazón y en la mente de los personajes que en la historia, dejando por el camino cuestiones trascendentales para invitar al lector a reflexionar según va leyendo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Mismo defecto: en El libro de las pruebas nos topamos con un detalle que ya mencionamos en la crítica de la novela anterior de Banville  la lentitud. Aunque si bien es cierto que el ritmo pausado nos invita a recrearnos más y mejor en el estilo del autor también puede resultar excesivo para algunos lectores, más inclinados hacia el dinamismo narrativo.

1 comentarios :

Es lo primero que leo de Banville y no me ha gustado. Es al estilo de Salinger y El guardían en el centeno, unas auto reflexiones sobre el propio comportamiento, pero aquí más lento y con menos interés. No me arrastró en su lectura.

Publicar un comentario