lunes

Reseña: Ciudad del fuego celestial de Cassandra Clare

Mientras su mundo se desmorona alrededor, Clary, Jace, Simon y sus amigos deben unirse para luchar contra el mayor enemigo al que se han enfrentado nunca los nefilim: el hermano de Clary. No hay nada en el mundo que pueda derrotarle; ¿deberán ir a otro mundo para tener una posibilidad? Se perderán vidas, se sacrificarán amores y el mundo entero cambiará en el sexto volumen de la serie Cazadores de Sombras.

¿Qué nos ha gustado? 
- Un final a lo grande: muchas son las sagas juveniles que nos han decepcionado después de un final flojo y sin sentido. No es el caso de Ciudad del fuego celestial, sin embargo. Cassandra Clare ha sabido conjugar bien los elementos y principales baluartes de su serie estrella para ofrecernos una conclusión épica que se aleja del bucle argumental de los libros anteriores y que, sobre todo, cumplirá con las expectativas de aquellos lectores que han seguido a Clary y Jace durante estos seis libros.
- Recuperando el principio: es curioso lo mucho que nos recuerda Ciudad del fuego celestial a la primera novela de la saga. En parte porque tiene ese mismo ritmo frenético que se perdió en los dos últimos libros y también porque las escenas de peleas y batallas conservan la espectacularidad que tanto nos gustó en Ciudad de huesos.
- Personajes encontrados: con Ciudad del fuego celestial Clare da un último toque de gracia a sus protagonistas. No solo nos encontramos con Clary y Jace más unidos y enamorados que nunca sino también con otras figuras, como por ejemplo Simon, que han ido creciendo y que en esta última entrega se presentan más perfectas y completas que nunca.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Descripciones bajo mínimo: Clare siempre se ha caracterizado por ser una autora con un enorme potencial descriptivo que mostraba al lector el magnífico mundo de los cazadores sin esfuerzo pero con mucho acierto. En Ciudad del fuego celestial, en cambio, la autora ha eliminado casi todas las descripciones haciendo que en algunas partes resulte imposible imaginarse dónde se ubican los personajes.

0 comentarios :

Publicar un comentario