jueves

Entrevista: Alena Kh (El mercado está fatal)

Alena Kharchanka nació hace 32 años en Bielorrusia. A los 14 años empezó a estudiar castellano y realizó diversos intercambios de estudios que la llevaron varias veces a viajar a Zaragoza. En 2001 se trasladó a vivir a Barcelona, donde empezó a trabajar en el sector turístico, aunque más tarde se decantó por el mundo de la moda, un sector que le viene de tradición familiar pues su madre es diseñadora de calzado. Una de las cosas que le llamó más la atención fueron las diferencias en las relaciones personales entre el mundo centroeuropeo y España, de ahí le surgió la idea de crear un blog, Intersexciones, especializado en esta temática. El blog cuenta en estos momentos con una media de 200.000 visitas al mes. 

El mercado está fatal es una obra muy divertida que trata el tema de las relaciones personales de una forma amena y entretenida. ¿Qué te inspiró a escribir este libro? 
Fueron muchos años de observación, de escuchar historias, de vivirlas juntos: con mis amigos, conocidos, lectores. Son años de muchas reflexiones y de la búsqueda de porqué. Poco a poco todas aquellas historias se convirtieron en el libro.

En el libro hay muchas vivencias personales, tanto tuyas como de terceras personas. ¿De dónde has ido recopilando todas estas anécdotas? 
Gente. Me inspira la gente. A veces es una historia escuchada en un bar. Otras son observaciones en un autobús. Muchas historias son de la gente cercana. Otras tantas son experiencia propia. He intentado recoger diferentes putos de vista y vivir sus emociones. Ha sido una experiencia preciosa. Un mundo extraño ese, el de las relaciones.

¿De qué forma te ha ayudado tu blog Intersexciones a dar forma a esta obra? 
Sin el blog no habría sido posible. La gente ha aportado mucho, con sus opiniones y críticas.

¿Cuál de los cuatro estadios que describes en tu libro consideras es el más difícil de abordar para una persona? ¿Y el más satisfactorio? 
Aunque parezca mentira creo que el de “me estoy enamorando” es el más difícil de llevar: dudas, incertidumbre, inseguridad, los “y si le digo que…” o “¿Sentirá lo mismo?”. Buff, es un sufrimiento. El más satisfactorio, quizás, es el de “estoy sin pareja”. Al menos, es el más tranquilo. Tú con tu vida y nada depende de los demás. Un lujo.

¿A qué tipo de lector le recomendarías tu libro? 
Yo creo que cualquiera podría sentirse identificado. En alguna que otra historia. Puede estar de acuerdo o no con las reflexiones. Pero las historias del libro serán parecidas a las que henos vivido prácticamente todos. Algunos más que otros.

¿Cómo crees que puede ayudar tu libro a otras personas? 
No sé si le puede ayudar a alguien, peor como mínimo se sentirás más comprendidos. A veces pensamos que somos unos inútiles en eso de las relaciones. Este libro les ayudará a ver que no son los únicos. Todos somos memos.

¿Cómo de difícil es para una autora ponerse en la piel de diferentes tipos de personas para plasmar con la mayor fidelidad posible los estadios de una pareja? 
Es cuestión de empatía y de ganas de escuchar y de sentir. Nada más.

0 comentarios :

Publicar un comentario