jueves

Reseña: Underground de Haruki Murakami

Pese a las intenciones de quienes lo perpetraron, el ataque con gas sarín que se produjo en el metro de Tokio en marzo de 1995 sólo se cobró once vidas. Sin embargo, miles de personas resultaron heridas y muchas otras sufrieron sus consecuencias y secuelas. El novelista Haruki Murakami entrevista a las víctimas, a los que vivieron y sufrieron en propia piel el atentado, para establecer con precisión qué ocurrió ese día en las distintas líneas de metro afectadas. También para desentrañar la verdadera historia que se ocultaba bajo un acto terrorista que convirtió una anodina mañana de lunes en una tragedia nacional. Pero, sobre todo, para contestar a una pregunta primordial: ¿por qué?

¿Qué nos ha gustado? 
- Polifacético: con Underground Haruki Murakami ha demostrado que da igual el género en el que decida escribir. Ha triunfado en el realismo, la fantasía y la ciencia ficción y ahora nos presenta una obra que tiene tintes de no ficción y que, a pesar de ello, está escrita de forma magistral, con una prosa sencilla pero efectiva, que no decepciona al lector.
- Hacia el corazónUnderground no es una obra documental en la que se recoge una relación escueta de heridos y acontecimientos. En cambio, Murakami acompaña al lector hacia las entrañas mismas de los sucesos que sacudieron el metro de Tokio en el año 1995. Nos presenta la historia de los fallecidos, las reacciones de sus familiares, los sentimientos y emociones que siguen albergando hasta crear una estampa que tiene más de retrato humano que de simple documental.
- La vida de Japón: Murakami aprovecha el atentado como excusa para mostrar al lector cómo es el país del sol naciente. Nos enseña las costumbres religiosas y sociales de los japoneses, el día a día de la nación, sin que nos demos cuenta, poco a poco, como si estuviéramos presenciando aquello que el escritor nos cuenta.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Estructura repetida: lo único que puede achacarse a Underground es la cierta monotonía que tiene la obra. Murakami narra qué hicieron las personas que vivieron el atentado una por una por lo que, al final, el lector acaba un poco saturado de este mismo esquema repetido.

0 comentarios :

Publicar un comentario