viernes

Reseña: La herencia de John Grisham

En una pequeña ciudad de Misisipi, un domingo de octubre de 1988 se encuentra el cadáver de Seth Hubbard, un acaudalado propietario, colgado de un árbol. En su casa ha dejado una nota de suicidio, donde cuenta que ha decidido acabar con los sufrimientos que le ocasionaba el cáncer de pulmón que padecía. El racismo sigue siendo un elemento palpable en esta localidad. Jake Brigance, un abogado blanco, es uno de los pocos sin prejuicios raciales. El lunes por la mañana, Jake recibe un sobre con el nuevo testamento de Hubbard, que revoca el anterior, y con el que el difunto deshereda a sus dos ex esposas y a sus hijos.

¿Qué nos ha gustado? 
- El mismo Grisham de siempre: La herencia es una novela que recupera las raíces más puras de John Grisham. Una obra que nos recuerda y mucho a Tiempo de matar, por ejemplo, y que se aleja de los últimos fracasos que ha experimentado el escritor. Asi que los seguidores de Grisham están de enhorabuena. La herencia es una novela que no decepcionará.
- Final apoteosico: Grisham conduce la intriga de la trama de una forma constante pero el final de la novela es sencillamente genial. Un golpe de efecto inesperado que dejará al lector con ganas de más.
- Menos violenta pero igual de efectiva: la trama de La herencia es menos gore que algunos de las novelas precedentes de Grisham y el autor se recrea menos en los detalles más grotescos. Aún así, esto no le resta crudeza ni poder narrativo a la trama, cargada de principio a fin de giros imprevistos y de una constante tensión dramática.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Sacando soluciones improvisadas: algunas de las soluciones que da Grisham a los acontecimientos están un poco forzadas. Sobre todo hacia mitad de la novela, parece que son más proclives las salidas inesperadas de último minuto.

3 comentarios :

Menos mal que el señor Grisham ha vuelto a sus origenes, ya que las ultimas novelas o tenia que escribirlas por un acuerdo con su editor, o las escribia "un negro".En esta he vuelto a descubrir al autor del Informe Pelicano, El Jurado, La Tapadera o Causa justa ya que como digo se perdio el gran narrador en las ultimas novelas o dejo la intriga y los pleitos un tanto olvidados.

Desde luego, La herencia ha sido un regreso a los orígenes de Grisham. El cambio tan radical que dio en los libros anteriores nos había dejado, a todos los fans que le hemos estado siguiendo desde el principio, un poco sorprendidos (y no de forma grata, desgraciadamente). Estamos de acuerdo en que no parecía ni que él fuera el escritor. Por suerte, este libro nos ha demostrado que todo escritor puede resurgir (o despedir al "negro" que se encargaba de sus novelas) y darnos buenas lecturas otra vez.

Lo mejor de este libro es el principio y el final, en el medio el autor nos marea un poco con situaciones imposibles, o al menos, poco creíbles. Le sobran páginas. Entretenido, sin más.

Publicar un comentario