miércoles

Reseña: Demonios familiares de Ana María Matute

Demonios familiares es una historia de amor y culpabilidad, de traiciones y amistad, al más puro estilo de la autora. Transcurre en una pequeña ciudad interior española en 1936, con una protagonista femenina que pronto será inolvidable.

¿Qué nos ha gustado? 
- Condensación temática: Demonios familiares es una novela en la que se fusionan todos los temas literarios que más gustaron a Ana María Matute –la incomprensión, la falta de afecto familiar, el dolor de la traición, etc.– y que recoge toda la fuerza narrativa de la autora en poco más de 200 páginas. Un final para Paraíso inhabitado preciosista y bellísimo, cargado de sentimentalismo que no dejará indiferente a nadie.
- Simbolismo en cada páginaDemonios familiares es un libro en el que no faltan los símbolos y las metáforas. Cada personaje, por ejemplo, encierra un doble significado que invita al lector a ver más allá de la superficie y a hundirse en las entrañas de los sentimientos y miserias humanas.
- El estilo de una maestra: poco se puede decir acerca de la prosa de Matute en Demonios familiares. Maravillosa, cuidada y de una delicadeza única. Todo un deleite para los sentidos del lector y un homenaje a la letras que debe disfrutarse al máximo.

¿Qué no nos ha gustado? 
- La última: lo único que echamos en falta en Demonios familiares es que sea la última novela de Matute. Nos hubiera gustado seguir disfrutando más de la prosa y el lirismo de esta escritora, una de las grandes literatas de los últimos años.

0 comentarios :

Publicar un comentario