jueves

Reseña: Buscando a Alaska de John Green

Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rabelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón... Después: Nada volverá a ser lo mismo.

¿Qué nos ha gustado? 
- Manejando lo peor de la mejor forma: al igual que Bajo la misma estrella, John Green trata en Buscando a Alaska temas muy duros como la pérdida, el sufrimiento o el dolor personal pero de una forma tan dulce y delicada que hacen de la novela un drama cargado de sentimiento que no cae en ningún momento en el pesimismo ni en el dramatismo exacerbado. Lloraremos, eso sí, con algunas escenas que tienen la virtud de tocar la vena más sensible del lector.
- Lectura para padres e hijos: aunque Buscando a Alaska es una novela juvenil, la fuerza de la trama y los mensajes que esconde tras de sí la historia la convierten en una lectura adecuada para adultos y jóvenes. Y es que Green nos muestra en este último trabajo un panorama realista y sin tapujos de la adolescencia que nos enseñará lo que significa la juventud incluso aunque rondemos ya la madurez.
- Mente joven: el elenco de Buscando a Alaska solo puede describirse como maravilloso. Cada personaje está caracterizado a la perfección y, aún más importante, reflejan la mentalidad, la forma de ser y las complejidades de los jóvenes de hoy en día con total fidelidad.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Recreándonos pero con pausa: el ritmo general de Buscando a Alaska es bastante lento. Los acontecimientos se desarrollan con cierta lentitud sobre todo hacia la mitad de la novela por lo que si queremos llegar al final tendremos que echar mano de una pequeña dosis de paciencia.

0 comentarios :

Publicar un comentario