miércoles

Reseña: La mujer del diplomático de Isabel San Sebastián

Lucía es una editora que empieza a dejar atrás su juventud justo cuando afronta una dolorosa ruptura sentimental. En esa difícil encrucijada, visita el desván de la antigua casa familiar y descubre, en el fondo de un baúl, el diario íntimo que su madre, María, ya fallecida, escribió durante la crisis de los misiles de Cuba. Desde Suecia, donde ha seguido a su marido diplomático, María narra con angustia los momentos más tensos de la Guerra Fría, desahoga su miedo ante la amenaza nuclear y se replantea su situación matrimonial, atormentada por la sospecha de que él tiene una aventura. Su relato -el de sus anhelos, temores, certezas y secretos-, hará que Lucía descubra a una madre muy diferente a la que ella creía conocer.

¿Qué nos ha gustado?
- Glamour: La mujer del diplomático es una recreación bellísima y muy bien descrita de la vida de los diplomáticos. La autora nos adentra en la intensa vida social de los embajadores y sus esposas pero también en el ambiente de esplendor que rodeaba el día a día de estas familias con todo lujo de detalles.
- Entre mujeres: como es costumbre, Isabel San Sebastián se luce al máximo con los personajes femeninos, verdaderos centros de esta última novela. La caracterización y profundización de las tres mujeres protagonistas supera con creces la sencillez e incluso a veces simpleza de las figuras masculinas.
- Panorama al pasado: más allá del apartado sentimental, La mujer del diplomático es, ante todo, una novela histórica que ahonda en un momento muy complejo: la crisis de los misiles de Cuba. La autora capta muy bien, gracias sobre todo a una buena documentación, la tensión que se vivió entonces y, al mismo tiempo, los convencionalismos a los que se enfrentaron los hombres y mujeres de entonces.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más pausada: a diferencia de Un reino lejano en la que primaba el dinamismo y el ritmo apresurado de los acontecimientos, La mujer del diplomático es una novela más tranquila que, en algunas partes, puede hacerse incluso lenta.

0 comentarios :

Publicar un comentario