viernes

Reseña: Déjate llevar de Maya Banks

Hace ya un año que Josslyn enviudó. A pesar del dolor que le causó la pérdida de su esposo, sus ganas de experimentar con el sexo no han desaparecido y es ahora cuando se siente lo suficientemente fortalecida para buscar aquello que su difunto marido nunca le pudo dar. Sin embargo, cuando asiste a un club donde se exploran los límites del deseo se encuentra con algo realmente inesperado: Dash, el mejor amigo de su marido también está allí.

¿Qué nos ha gustado? 
- Punto inicial interesante: la premisa de la que parte Déjate llevar resulta muy atractiva y, de hecho, los primeros capítulos atrapan mucho al lector. Lástima que luego estas expectativas no terminen de cuajar.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Perdiendo calidad: con respecto a su serie anterior, se ha apreciado un importante bajón en cuanto a la calidad estilística de Maya Banks. Los diálogos no salen de los clihés y las descripciones, incluso la de las escenas sexuales, están muy empobrecidas.
- Personajes que no aportan nada: otro de los defectos de Déjate llevar es su elenco de figuras narrativas. Ninguna tiene la presencia y caracterización suficientes como para resultar creíbles y sinceras. Más bien son versiones desdibujadas de los personajes que encontramos en la serie anterior.
- Una y otra vez: la trama de Déjate llevar es muy monótona. Banks vuelve una y otra vez sobre el mismo tipo de acontecimientos y sucesos sin que se perciba una evolución de la historia en su conjunto en ningún momento. Eso sin contar con las estupendas coincidencias que dan forma a la vida de los personajes y que parecen sacadas de un libro de soluciones rápidas.

0 comentarios :

Publicar un comentario