miércoles

Reseña: La llamada del norte de Claire Bouvier

Canadá, 1875. Jaqueline, una joven de Hamburgo, nunca habría emigrado a Canadá de haber sabido lo que allí le esperaba. Alan, un viejo amigo de su padre, la acoge, pero resulta ser un hombre sin escrúpulos; especula sobre el patrimonio de la joven y quiere obligarla a convertirse en su esposa. Jaqueline, recluida en su casa, logrará finalmente liberarse del yugo de Alan y escapar. Para ello solo contará con la ayuda de Connor, el propietario de un aserradero, quien le dará refugio no sin antes aventurarse en un paisaje fascinante en una peligrosa balsa que los conducirá a través de los Grandes Lagos hacia las cataratas del Niágara, donde vivirán una experiencia que cambiará sus vidas para siempre.

¿Qué nos ha gustado?
- El universo femenino: Claire Bouvier nos ofrece en La llamada del norte un relato intenso sobre la vida dura y a veces salvaje en la que se vieron inmersas las mujeres durante las colonizaciones. Un retrato muy fiel con datos sociales e históricos de la época que nos ofrece una imagen completa de estos años.
- Prosa para entretenerseLa llamada del norte no tiene una narrativa muy elevada pero desde luego sí es muy efectiva. Dinámica, sin largas descripciones y con diálogos distendidos y realistas. Todo ello hace de la lectura un paseo entretenido.
- Escenarios para vivir: como ya hizo Bouvier en La mirada de la loba blanca, los espacios de naturaleza salvaje en la que se desarrolla la trama son uno de los puntos fuertes de La llamada del norte. La belleza de las descripciones hace que nos sintamos totalmente atraídos por el entornos, arrastrados por la hermosura de las montañas de Canadá y sus paisajes de ensueño.

¿Qué no nos ha gustado?
- PrevisibleLa llamada del norte no deslumbra por lo original que es. Según vamos leyendo, entrevemos el final de la trama y pocos de los acontecimientos conseguirán sorprendernos.

0 comentarios :

Publicar un comentario