jueves

Reseña: Jardines de cristal de Amanda Quick

Tras haber sido víctima de un ataque en las calles de Londres, Evangeline Ames ha alquilado una casita de campo en las afueras. Cuando su vida vuelve a correr peligro, se refugia en Crystal Gardens, una propiedad cercana que ejerce sobre ella una atracción sobrenatural. Allí es rescatada por el propietario, Lucas Sebastian, quien insiste en mantener el asunto en secreto. Bastante tiene ya con los rumores sobre la existencia de un tesoro enterrado en sus jardines.

¿Qué nos ha gustado? 
- Volvemos a los poderes: si te gustó la saga Arcane, Jardines de cristal es una apuesta segura. De hecho, en algunos aspectos esta nueva novela es incluso mejor que su antecesora pues no cae en las incongruencias que tenían las anteriores obras.
- Buena prosa: Jardines de cristal no decepciona en cuanto a la narrativa se refiere. Utiliza unos diálogos ágiles y unas descripciones dinámicas que hacen que la obra en conjunto resulta muy agradable de leer.

¿Qué nos ha gustado? 
- Mismos ingredientes: si eres un lector habitual de Quick no encontrarás grandes diferencias entre Jardines de cristal y algunas de los anteriores libros de la autora. Una vez más, se juega con los mismos elementos: el clásico romance, algo de suspense y una trama que apuesta por las emociones ante todo.
- Lentitud: Jardines de cristal es una novela lenta. A veces da la sensación de que la trama no avanza hacia ninguna dirección concreta y que permanece estancada en un stand by indefinido.

0 comentarios :

Publicar un comentario