miércoles

Reseña: El nadador de Zander Joakim

Una tórrida noche en Damasco a principios de los años ochenta. Un agente estadounidense abandona a su bebé a un destino incierto, una traición que jamás se perdonará a sí mismo y que será el comienzo de una huida de su propio pasado que lo terminará llevando a cualquier sitio donde la tensión y el peligro le permitan olvidar. Hasta que ya no se pueda esconder de la verdad. Hasta que se vea obligado a tomar una decisión crucial. Treinta años después, Klara Walldéen, una joven sueca que trabaja en el Parlamento Europeo de Bruselas, se ve envuelta en una trama de espionaje internacional en la que está implicado su antiguo amante y exmiembro de las fuerzas especiales del ejército sueco Mahmoud Shamosh.

¿Qué nos ha gustado? 
- Torrente imparable: a medida que avanza la novela, el lector se verá sumergido en una trama rapidísima, llena de giros inesperados que conseguirá con creces mantenernos en vilo.
- Dentro del Parlamento: Zander Joakim nos ofrece en esta novela una visión interiorista, y muy bien documentada, del Parlamento europeo, tanto de los choques políticos como de los sistemas de lobby, mostrando al lector muchos secretos no tan conocidos de este organismo internacional.
- Espías modernos: los personajes de El nadador no decepcionan. Resultan creíbles y gracias a la buena caracterización de la que gozan soportan con entereza todos los vaivenes de la trama sin contradicciones en su forma de actuar o de ser.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Principio sin grandes florituras: los primeros capítulos de El nadador son muy lentos. Joakim tarda en hacer arrancar la trama asi que es necesaria una buena dosis de paciencia en las primeras páginas.

0 comentarios :

Publicar un comentario