viernes

Reseña: Nunca olvidan de Alexandra Bracken

Ruby nunca quiso las habilidades que casi le costaron la vida. Aunque ahora deba recurrir a ellas a diario, en peligrosas misiones contra el gobierno que la encerró en Thurmond. Otros la llaman líder, pero ella no se siente así, ella sabe que es un monstruo. Cuando le confían a Ruby un explosivo secreto deberá alejarse de la Liga infantil y embarcarse en una misión terrible. La información crucial acerca de la enfermedad que mató a la mayoría de niños de Estados Unidos se guarda en un único lugar. Y Liam Stewart, el chico que Ruby creía conocer, respetar, y amar… la protege, totalmente irreconocible. Así Ruby iniciará un viaje a través del país en un intento desesperado de encontrarle, dividida entre los viejos amigos y sus nuevas promesas. Pero ¿y si ganar la guerra significa perderse a sí misma?

¿Qué nos ha gustado? 
- Siguiendo la estela: Mentes poderosas fue una novela excelente que puso el listón muy alta a su sucesora. Aún así, Alexandra Bracken ha sabido cumplir con las expectativas. Nunca olvidan es un libro tan intenso como lo fue su predecesor que conserva lo mejor de éste y sigue la historia de Ruby y compañía sin perder atractivo.
- Más líder que nunca: aunque Ruby tuvo un papel destacado en Mentes poderosas su presencia en Nunca olvidan es aún más destacada. En este segunda novela nos encontramos con una protagonista más carismática que ha ganado en cercanía con el lector y, sobre todo, en caracterización.
- Buen estiloNunca olvidan tiene una prosa correcta. Los diálogos están más trabajados que en Mentes poderosas y las descripciones, aunque menos presentes, siguen contando con ese carácter metafórico que tanto nos gustó en la novela anterior.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Más lento al principio: el único defecto que puede achacarse a Nunca olvidan es su lentitud inicial. Los primeros capítulos avanzan más despacio que en Mentes poderosas y puede costar algo de esfuerzo al principio sentarse y retomar la lectura.

0 comentarios :

Publicar un comentario