viernes

Reseña: La memoria del agua de Emi Itäranta

Noria Kaitio, de diecisiete años de edad, hereda de su padre las virtudes necesarias para convertirse en una maestra del té. Ambos son los únicos que conocen la ubicación oculta de las pocas fuentes de agua que quedan en su entorno, incluyendo el especial manantial natural que en un tiempo llegó a suministrar agua para todo el pueblo. Cuando su padre muere, Noria se encuentra sola y con la responsabilidad de custodiar un peligroso manantial oculto que puede salvar vidas (y también quitarlas). El secreto de la existencia de este manantial llega a los oídos del nuevo comandante militar, quien controla, junto con todo un ejército, el suministro de agua en el territorio.

¿Qué nos ha gustado? 
- Prosa elegante: Emi Itäranta emplea en La memoria del agua una narrativa preciosa. La autora nos deleita con una prosa llena de metáforas y dobles sentidos que elevan la calidad de la obra.
- Hacia lo más hondo: La memoria del agua es una novela muy profunda en la que se reflexiona sobre temas trascendentales y sobre el papel que desempeña el hombre en muchas de las problemáticas actuales. Los temas abordados en la trama nos harán disfrutar de una forma muchas veces filosófica de la lectura.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Revelaciones veladas: el momento culmen de la trama, los descubrimientos que hacen Noria y Sanja sobre el mundo que les rodea, quedan bastante desdibujados. Es verdad que la autora muestra la verdad pero de una forma tan encubierta que cuesta esfuerzo entender el significado de su hallazgo.
- Lento arranque: La memoria del agua es una novela que tarda en entrar en materia. Los primeros capítulos tiene un ritmo pastoso que puede echar para atrás a más de un lector.

0 comentarios :

Publicar un comentario