viernes

Reseña: Invictus de Simone Sarasso

Un niño criado a sangre y metal. Un soldado. Un emperador. Constantino crece desde el día que abandona el hogar familiar para aprender a ser emperador con Diocleciano y formarse en el arte de la guerra y del poder. Sus campañas, su matrimonio, las traiciones y los enfrentamientos lo harán más fuerte hasta que se constituya como único señor del imperio romano. Ha nacido como bastardo, creció como emperador, se hizo señor del mundo, murió solo y elevado a la santidad.

¿Qué nos ha gustado? 
- Bien documentado: en el apartado de contextualización Invictus no decepciona. Simone Sarasso ofrece una vasta documentación sobre el entorno y la época de Constantino y recrea su vida con bastante fidelidad histórica lo que añade un valor adicional a la novela.
- El corazón del emperador: si algo nos ha gustado de Invictus es lo cercano que resulta el personaje de Constantino. Sarasso ha hecho una magnífica labor en este aspecto pues consigue que el emperador romano se convierta en una figura carismática, superior, pero, al mismo tiempo, humana y sincera.
- La expansión de una nueva religiónInvictus resulta interesante si lo que queremos es conocer algo más sobre la consolidación del catolicismo en el imperio romano. La vida de Constantino se entrelaza en Invictus con el auge y expansión de esta religión, ofreciéndonos una imagen diferente e interesante sobre el proceso que llevó a su nombramiento como fe oficial del imperio.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Algo más de recreación: aunque no puede decirse que la contextualización de Invictus sea deficiente sí se hecha en falta algo más de incidencia literaria sobre determinados escenarios de Constantinopla o una reconstrucción más perfecta de las calles y de la vida cotidiana del momento.

1 comentarios :

Si esta novela me gusto os recomiendo Colosseum realmente buena y eso que el tema de los gladiadores y Britania esta manido, aunque este hombre sabe darles un toque especial. No os defraudara ni la historia y la escritura

Publicar un comentario