miércoles

Reseña: Señor de mi deseo de Nicole Jordan

Alysson Vickery abandona su acomodada vida en Francia para reunirse con su prometido en un Argel devastado por la guerra. Allí coincidirá con Nicholas Sterling, un líder bereber conocido como Jafar el-Saleh. Impulsado por su sed de venganza contra el futuro marido de Alysson, Nicholas secuestra a la joven y la esconde en una tierra virgen y exótica. Por su parte, ella no puede evitar sentirse furiosa con él, pero tampoco se ve capaz de resistirse a los sentimientos que le despierta. Para poner punto y final a esta situación, Alysson inicia una temeraria huida hacia el desierto, de la que sólo él podrá rescatarla.

¿Qué nos ha gustado? 
- Buena pareja: aunque Alysson y Nicholas, los dos protagonistas de Señor de mi deseo, no son el paradigma de la originalidad sí resultan una pareja muy carismática, que se complementa muy bien entre sí y que formar una química muy poderosa que eclipsa cualquier error constructivo que puedan tener.
- Romance y pasión: la relación de Alysson y Nicholas es el núcleo esencial de Señor de mi deseo. Nicole Jordan hace que el amor entre estos dos personajes se vaya fraguando poco a poco, sin prisas y con mucha pasión, haciendo que el lector disfrute al máximo con el romance de los dos protagonistas.
- Exotismo: la ambientación y los escenarios de Señor de mi deseo aportan mucho colorido a la novela. Jordan aprovecha al máximo las posibilidades ambientales y dota a la novela de una atmósfera de exotismo que adereza la trama y la hace más singular.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Bajando la intensidad: en algunos capítulos da la impresión de que la trama de Señor de mi deseo no avanza hacia ninguna dirección en concreto. Parece como si Jordan hiciera girar los acontecimientos sobre sí mismos pero sin aportar nada realmente nuevo que empuje la historia hacia delante.

0 comentarios :

Publicar un comentario