martes

Reseña: Lo siento, Leonard Peacock de Matthew Quick

El día en que cumple 18 años, Leonard Peacock decide acabar con su vida. El mundo adulto le parece triste; cuando las personas crecen caen en una rutina de desilusión y él quiere evitar alargar el sufrimiento. Ha conseguido una pistola P-38, herencia de la lucha de su abuelo contra los nazis en Europa, y se pegará un tiro. Pero antes tiene que entregar cuatro regalos, uno para cada persona importante de su vida.

¿Qué nos ha gustado? 
- Un equilibrio perfecto: a pesar de que la trama de Lo siento, Leonard Peacock aborda un tema bastante duro como es el suicidio adolescente, Matthew Quick consigue hacer de la historia algo bello. Hay drama, y momentos duros, pero el autor sabe muy bien cómo contrarrestarlos con capítulos divertidos que nos levantarán el ánimo.
- Entrando en tu mente: Quick nos sorprendió con las caracterizaciones que hizo El lado bueno de las cosas pero con Leonard, el protagonista de Lo siento, Leonard Peacock  hace un trabajo aún mejor. Nos adentra en su presente y en su pasado, mostrándonos las razones que le han empujado hasta la situación en la que está inmerso, con una sencillez y una calidez destacables.
- Nada de densidad: Lo siento, Leonard Peacock es una novela que a pesar de tratar temas de calado y tener una importante carga emotiva, no se hace pesado en ningún momento. Una lectura rápida y agradable, muy reciomendable para cualquier paladar literario.

¿Qué no nos ha gustado? 
- Cuidado, sensiblesLo siento, Leonard Peacock es una novela que puede tocar la fibra sensible de más de un lector. Por eso, conviene sumergirse en sus páginas precavidos o, al menos, con un paquete de pañuelos cerca.

0 comentarios :

Publicar un comentario